Special Air Service SAS III

Desde ‘L’Detachment hasta las primeras SAS

David Stirling fue nombrado Capitán por el General Auchinleck y así reclutó a sus 66 hombres: cinco oficiales, cinco NCOs y 55 hombres, casi todos provenientes de Layforce. Se reunieron en Kabrit, cerca del Canal de Suez. Los oficiales originales fueron Lewis, Thomas, Bonnington, Fraser, McGonigal y ‘Paddy’ Mayne. Este último fue encarcelado por agredir a un superior. Este tipo de acciones también ocurrieron en las primeras acciones de L’ Detachment. Al principio Kabrit sólo contaba con tres tiendas de campaña, algunas sillas, una mesa y un poste con una señal. Pero no se tardó mucho en robar algunas otras utilidades a un campamento neozelandés durante la noche.

El entrenamiento comenzó en seguida. Al principio se especializaron en navegación y movimientos nocturnos, así como en adueñarse de utensilios necesarios tanto de los aliados como de los enemigos sin que se dieran cuenta. Utilizaron todo lo que tenían para entrenarse. Al no haber plataformas de entrenamiento, se apoyaron en un camón blindado de 4 metros de altura para practicar todo tipo de saltos, como por ejemplo el mortal hacia atrás[7]. Tampoco lograron contactar con el aeródromo de Ringway, que ofrecía entrenamiento para paracaidistas. Así que no compartieron experiencias ni conocimientos. Quizás esa fue la causa de que dos de sus hombres murieran en el entrenamiento (mientras entrenaban en un aeródromo de la RAF, a dos de los comandos les falló el paracaídas y cayeron al vacío. Los de Ringway ya sabían que esto podía pasar y lo habrían previsto, incorporando uno de emergencia).

Empezaron a correr rumores por el Ejército británico de que esos grupos de comandos no servían para nada. Stirling, enojado por el comentario de un capitán de la RAF, que menospreciaba a las SAS, le retó diciéndole que las SAS podrían entrar en la Heliópolis (Sede de la RAF en El Cairo) sin ser vistos. Pero no llegaron a hacerlo porque la guerra continuaba. David Stirling decidió dar una lección a aquel capitán de la RAF mediante un triunfo contra algunas bases nazis.

El plan de Stirling y Jock Lewis pretendía atacar con paracaidistas cinco bases nazis que albergaban a muchos aviadores de la Luftwaffe[8]. Para el ataque, Lewis inventó un arma de sabotaje nueva. Se trataba de una bomba hecha de explosivos de plástico y termita, creado para hacer el máximo daño posible a aviones. Se llamó The Lewis Bomb.

Trágicamente, la primera operación de ataque contra las bases aéreas nazis en la noche del 16 de Noviembre de 1941, fue un desastre. No había luna ni luz alguna, y el viento del desierto azotó a la ofensiva. Sesenta y dos oficiales serían lanzados desde unos Bristol Bombays[9] cerca del objetivo y, una vez se hicieran explotar los aviones de las bases tendrían que unirse al Long Range Desert Group[10] para ser transportados a territorio aliado. Sólo 22 oficiales regresaron vivos, incluido Stirling. Ahí mismo Stirling abandonó la idea de atacar con paracaidistas en el desierto y consideró más oportuno la idea de infiltrarse por tierra.

Así, en noviembre de 1941, el General Ritchie ordenó trasladar a ´L´ Detachment a Jalo Oasis, para operar junto con la LRDG. Estaba claro que había que suplir el desastre de la primera intervención con una gran victoria. Al fin, en diciembre Stirling y sus hombres sabotearon tres bases aéreas nazis en Sirte, Agheila y Agedabia. Las tres fueron un éxito, hicieron explotar 61 aviones y 30 vehículos con bombas Lewis. Sin embargo, antes de las navidades de 1941, tuvieron que hacer otra ofensiva en Nofilia, Sirte y Tamit,, y Lewis fue asesinado en el camino de vuelta desde Nofilia. Antes de que se reunieran todos de nuevo en Kabrit, se contabilizaron 90 destrucciones de aviones del Eje.

Ascendido a Comandante en enero de 1942, Stirling recibió la orden de alargar el número de soldados y equipar y reorganizar L´Detachment. A parte de otros reclutas se las arregló para incorporar a una compañía de paracaidistas franceses (50 hombres bajo el mando del Capitan Bergé) a las filas de L´Detachment. También se crea una insignia y unos uniformes representativos:

 

  • Una boina de color beige (antes se llamaba Beige Beret ó boina beige).
  • Cap badge o insignia de la gorra: La espada del Rey Arturo (Excalibur) que apunta hacia abajo, diseñada por el Cabo Bob Tait junto con el lema Who Dares Wins, aprovado por el propio David Stirling. Hoy en día se le llama también The Winged Dagger, que significa el puñal con alas.
  • Las alas de los paracaidistas del SAS o SAS Pattern Parachuting Wings.
  • El Royal Blue Stable Belt o El cinturón Real azul, que solo puede ser llevado por personas determinadas.
  • El Silver Belt Buckle o cinturón hebillado de plata.

A Stirling le habían favorecido las circunstancias por completo. Le habían dado buena parte del presupuesto destinado a las Fuerzas Armadas para expandirse por terrenos desconocidos, y así lo hizo. En enero de 1942 se unió a las SAS con las SBS (Special Boat Section), que asistiría a Stirling en misiones marítimas. A su vez, también se ocupó de insertar en sus listas a los Helios Lokos[11], que enseguida comenzaron el entrenamiento que era preciso para formar parte de L´Detachment, justo cuando acababan de terminar de hacerlo los miembros que habían venido desde Francia. Además, en Junio de 1942, acogieron también al Special Interrogation Group (SIG)[12]. Este cuerpo estaba formado por alemanes anti-nazis, mayormente judíos, liderados por el Capitán Herbert Buck. Vestían conjuntos e iban armados con utensilios del Ejército alemán que habían sido robados. Hablaban alemán perfectamente, llevaban documentación alemana y vivían como alemanes, pues eso es lo que eran. Stirling pensó en ellos para usarles en ocasiones especiales.

Para evitar el derribo nazi de un convoy aliado que se dirigía a Malta, ocho grupos de cinco hombres fueron encargados para destruir bases aéreas nazis en Derna, Barce, Benghazi y Heraclion (Creta), desde donde muy probablemente nacería el ataque al convoy. El asedio no terminó como se previó, y hubo muchas bajas. De entre los que fueron a Creta (los paracaidistas franceses liderados por Bergé, un oficial de los Helios Lokos y el Conde Jellicoe) solo el conde regresó vivo, pero las bases enemigas fueron perfectamente destruidas. Por otro lado, de entre los que fueron a las bases nazis de Derna, un miembro del SIG resultó ser un traidor y delató a todos los hombres con los que iba, así muriendo la mayoría de ellos. Este fue un golpe del que el SIG nunca se recuperó. Sin embargo tras este golpe, la RAF británica cedió un buen número de jeeps y ametralladoras plegables del tipo Vickers ´K´303, que permitieron que las SAS tuvieran modo de transporte propio. Así pues, en septiembre de 1942 el conjunto SAS/SBS atacó la ocupación nazi de la isla de Rodas, destruyendo numerosas bases y almacenes. En Octubre de 1942, el nombre de Layforce Detachment fue sustituido por las primeras Special Air Service, y en noviembre, con la disolución del Comando de Oriente Medio, Stirling pudo reclutar a 10 oficiales y 100 hombres más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *