Italia

Home/Tag:Italia

La España Romana


Ciudades españolas como Tarragona, Mérida o Segovia, amén de otras, nos recuerdan día a día que hace muchos días formamos gran parte de lo que fue el Imperio Romano, del que venimos.
A pesar de los “pueblos” prerromanos que habitaban la península (lusitanos, astures, celtíberos, vascos, griegos, cartagineses…), hoy hay que vanagloriar lo que un día fue – porque todos caen – el Imperio más grande de la historia, del cual nosotros no sólo formamos parte, sino que lo gobernamos gracias a emperadores como Trajano y Adriano (nacidos en Itálica, Sevilla), y Teodosio (Coca, Segovia), aportando además grandes escritores y poetas como Séneca o Marcial. (más…)

By | 2009-05-12T08:28:00+00:00 mayo 12th, 2009|Historia General, Roma|3 Comments

Andrea Doria

Tras ser almirante y hombre de estado genovés, en 1528 abandona a Francisco I de Francia para convertirse en hombre de confianza de Carlos I de España. Dicen que sin su flota el imperio español dificilmente hubiera podido gozar de tanta hegemonía en el Mediterráneo, pues prestó su flota en innumerables ocasiones, sobre todo cuando hacían falta grandes traslados de tropas. Valga de ejemplo la empresa de Corón (1532), la de Túnez (1535) y Argel (1541), o cuando en 1552 lleva de España a Italia a 6.000 hombres y 1 millón de ducados, necesarios para la guerra en Italia.
By | 2009-04-08T11:20:00+00:00 abril 8th, 2009|Biografías, Historia General|4 Comments

Al Capone

Alphonse Gabriel Capone probablemente sea el gángster más famoso de todos los tiempos, y el culpable de que en los años 20 a Chicago se le conociera como una ciudad sin ley. Aunque nació y vivió sus primeros años en Brooklyn, pronto pasó a convertirse en la referencia número 1 del crimen organizado en Chicago, donde explotó toda su capacidad física e intelectual.Ya desde los primeros años de su vida se juntó con dos de las peores bandas jóvenes de Nueva York, los Brooklyn Rippers y los Forty Thieves Juniors. A los 14 dejó el colegio y se unió a una banda un poco más conocida: Los Five Points de Manhattan, donde conoció a Frankie Yale. Trabajando como portero para uno de sus bares, recibió la tan famosa cicatriz en la cara que tuvo toda su vida, producto de un navajazo.

En 1919, Yale decidió enviar a Capone a Chicago para ver si el país olvidaba los varios asesinatos que había cometido en Nueva York, sobre todo a miembros de otras bandas rivales. En Chicago, Capone se juntó con el mentor de Yale, John Torrio. Al cabo de tres años se convirtió en su mano derecha y ya se le comenzaba a ver detrás de las oficinas de los burdeles, casinos y salas de apuestas. Todo esto en la etapa de la prohibición.
Cuando Torrio fue disparado por un miembro de una banda rival, decidió marcharse de la ciudad, dejando a cargo de todo el negocio a Al Capone, que en poco tiempo se hizo con la confianza de toda su gente, y amplió el imperio ilegal a otras muchas áreas como destilerías, salas de fiesta, productores de alcohol y locales de apuestas de carreras de caballo.
By | 2008-12-22T12:20:00+00:00 diciembre 22nd, 2008|Mafia|4 Comments

Felipe II de España

Todo el que se considere madrileño y se sienta orgulloso de serlo ha de saber que si no fuera por Felipe II, “El Prudente”, quizás Madrid nunca se hubiera convertido en lo que es, que además no es nada en comparación con lo que fue, respecto a su importancia en Europa y América.

Este hombre reservado y tímido, al que sin embargo le gustaban las fiestas nocturnas, gobernó el sistema político más grande del mundo y lo hizo convirtiendo la capital española en el centro político por excelencia. No es una exageración decir que el Imperio en el que tuvo el privilegio de reinar, fue veinte veces más grande que el Imperio Romano. (más…)

By | 2008-11-03T12:32:00+00:00 noviembre 3rd, 2008|Biografías, Historia General|7 Comments

Carlos I de España

¿Te imaginas nacer sabiendo que heredarás media Italia, Austria, los Países Bajos, España y todas las pertenencias de ésta en América? A que no. Pues el hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso sí: Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico (Y lo que ves a la izquierda fue su escudo, no el de España).

Aunque su idioma natal fuera el francés borgoñón y la lengua de la diplomacia fuera el italiano (y no el inglés), a partir de un cierto momento -quizás tras el Tratado de Madrid– renunció a todos estos idiomas para hablar oficial y extra oficialmente en castellano. Lo que demuestra, sin duda, que supera en inteligencia a todos los demás reyes y emperadores que quisieron gobernar España sin hablar español. Se ganó al pueblo hablando su mismo idioma siendo de fuera, y dedicando la mayor parte del dinero al avance de España y sobre todo de Madrid, además de a la guerra y a la conservación de semejante imperio. Carlos I fue el primer rey que ostentó las coronas de Castilla, Navarra y Aragón juntas.

Hay que saber que durante su reinado, Hernán Cortes conquistó México, Pizarro el Imperio Inca y Jiménez de Quesada la actual Colombia. Además, culminando lo que para mí fue el mejor y más arriesgado viaje de la historia (Magallanes), Juan Sebastián Elcano dio la primera vuelta al mundo, lo que no quita que fuera un rebelde y un desagradecido, pero esa es mi opinión y no la explicaré. Todo esto contribuyó a sentar las bases del primer imperio global de la Historia bajo Felipe II, su hijo, donde se decía que “no se ponía el sol”.

Carlos nace el 24 de febrero de 1500 en una época en la que el cristianismo estaba pasando por algunas dificultades, sobre todo por el alto nivel de corrupción de la Iglesia y de la sociedad en sí. Creía fervientemente en la idea de que El Emperador (o rey) debía actuar junto al Papa, para asegurar el papel de la Cristiandad en el mundo, pero poco a poco van surgiendo complicaciones que acaban incluso con el famoso Saqueo de Roma, en el que las tropas de Carlos se propasan y éste incluso tiene que disculparse por el comportamiento de sus soldados, aunque en realidad creo que quería hacernos saber que con su imperio no se jugaba, pero hay poco espacio para hablar sobre todo lo que rodeó a este personaje.

Carlos era una persona inteligente, culta, políglota y extremadamente ambiciosa. De hecho, esto último no sólo le ocasionó problemas con el Papa, sino con los propios españoles, que no entendían cómo ellos estaban pagando con sus impuestos las campañas del exterior. Tal es el caso que se rebelaron en Castilla (Los Comuneros) y en Aragón (Germanías), pero otro signo de inteligencia fue que después de sofocar las revueltas, el rey perdonó a todos, sumando otro punto a su imagen.

Tras la muerte de su abuelo Maximiliano I, Carlos luchó por conseguir dinero de donde fuera (Famlia Fugger y más) para hacerse con el título de rey de los Romanos, para el que tuvo que competir contra Francisco I de Francia y contra el mismo Papa, que no estaba de acuerdo con la actitud del joven Carlos, pues sabía que éste quería ser incluso más importante que él.

Paco I de Francia hizo todo lo posible, desde apoyar a rebeldes a iniciar guerras por su cuenta y contribuir a la Leyenda Negra, para acabar con la presunta supremacía de Carlos I de España. De hecho, a Paquito le gustaba luchar en las guerras en primera fila, para que se le viese, y por eso le llamaron “el guerrero”, lo cual merece mi respeto, amén de lo de Paco, que es por tocar las narices a los franceses. Y aún más, quiso demostrar su valía en cuatro conflictos contra Carlos (Batalla de Pavía, Saqueo de Roma y Castillo de Sant´Angelo, Ducado de Saboya y la salida de la guerra italiana) en lo que yo daría como un empate de 2 a 2, y en el que ambos tuvieron que ceder mucho en los distintos tratados de paz, debido a que ambos, como suele pasar, dejaron a sus respectivos países desgastados.

La rebelión de los comuneros; la de Navarra; la de Aragón; las guerras contra Francia; el mantenimiento de las colonias y su expansión en América y los diversos conflictos que le ocasionaron los protestantes y la doctrina luterana, además de la muerte de todos sus coetáneos más importantes (Erasmo de Roterdam, Tomás Moro, Francisco I, Adriano VI, Enrique VIII…), le acabaron por convencer de que ya tenía que rendirse y ceder paso a los más jóvenes, tras un período de unos años en los que se dedicó exclusivamente a reflexionar sobre lo que había hecho y cómo, pese a sus esfuerzos, había quedado la vieja Europa, tan dividida como siempre.

A pesar de todas sus reflexiones y lamentaciones, yo le agradezco que consolidara a España como nueva potencia hegemónica, potencia que tuvo agarrada por los huevos a toda Europa durante casi dos siglos. Gracias y que en paz descanses.

By | 2008-10-19T13:16:00+00:00 octubre 19th, 2008|Biografías, Historia General|7 Comments
Load More Posts