Batalla de Poitiers (732)

Home/Batallas, Historia General/Batalla de Poitiers (732)

Batalla de Poitiers (732)

Hoy llega el día de honorar a Francia, conmemorando la batalla que libraron los francos contra los musulmanes para impedir su avance hacia el resto del viejo continente, obstaculizando a su vez, la incorporación del Islam a las vidas de los europeos.

Carlos Martel, padre de Pipino el Breve y abuelo del mismísimo Carlomagno (reyes francos ambos) fue el encargado de liderar a los francos frente a Abderrahman ibn Abdullah Al Gafiki, gobernador de Al-Andalus.

Según varios historiadores, lo que probablemente motivó a los musulmanes a cruzar los pirineos fueron las riquezas de la Abadía de San Martín en Tours, la más prestigiosa y sagrada de aquel tiempo en el oeste de Europa. Al enterarse de esta incursión, el Mayordomo de Palacio de Austrasia, Carlos Martel, reunió a su ejército, de unos 15.000 a 75.000 veteranos, y marchó hacia al sur. Los francos no tenían caballería, pero gozaban de la mejor infantería del continente, armados hasta los dientes. Para resistir las embestidas de la caballería musulmana, dicen que formaron en plan falange, algo parecido a un cuadrado, en el que todos los hombres son importantes, porque no se puede romper la unidad y además uno está obligado a defender al otro.

Cerca de Tours y Poitiers, entre los rios Clain y Vienne, se encontraban los dos ejércitos en octubre del 732. Los muslmanes eran unos 60.000 hombres. Durante siete días no se vieron más que pequeñas escaramuzas, pero el frío, obligó a los musulmanes a atacar al séptimo día.

Durante un día y medio la caballería musulmana intentó romper las filas de infantería franca, sin éxito. La lucha fue a muerte durante este período de tiempo y sin pausa. Más de 24 horas de lanzas, flechas, machetes, cuchillos, espadas y coces, hasta que por el ejército de Abderramán (en español) corrió el rumor de que la poca caballería franca que había se estaba dirigiendo por otro lado a su campamento, en busca del botín que habían robado de Burdeos.

En ese mismo momento los musulmanes decidieron retroceder, fallo que les costó la vida del propio Abderramán, y miles de ellos huyeron tras saberlo. Los francos, al volver a reunirse y decidir atacar su campamento, se encontraron conque no sólo su líder había muerto, sino que todo el ejército había huido. Los musulmanes, de Poitiers no pasaron, por lo que volvieron a la península y se reforzaron ahí, cosa que los mantuvo en el territorio hasta el siglo XV, cuando por una vez los reinos cristianos que luego formaron España se aliaron para echarlos, definitivamente, hacia el continente africano, y formar así, este país tan bello.

By | 2009-01-08T10:57:00+00:00 enero 8th, 2009|Batallas, Historia General|10 Comments

About the Author:

Licenciado en Periodismo por la San Pablo CEU de Madrid, Máster en Periodismo por la LSJ de Londres, Máster en Diseño de Páginas Web por Azpe Informática, diplomado en HTML, CSS, SEO y SEM en la ULL, Christian Crossing-Taylor disfruta escribiendo sobre marketing digital e historia. Es director de Online Marketing Dream y lleva las cuentas de varios clientes.

10 Comments

  1. dtordable 9 enero, 2009 at 12:48 pm - Reply

    Como buen español odio a los franceses, como buen castellano, odio a los portugueses. En serio la batalla de Poitiers fue una de las más grandes libradas en la historia mundial

  2. Jaime G. 12 enero, 2009 at 5:36 pm - Reply

    La Reconquista fue anterior y tiene una historia más interesante. Pelayo I fue sin duda el primer Rey español aunque en aquel entonces no existiese España como tal. Ya quisieran los gabachos tener una historia tan hermosa como la de Asturias.

  3. Anonymous 12 enero, 2009 at 6:13 pm - Reply

    Canción tradicional española bastante satírica… y horriblemente graciosa:

    De la patillas de un moro
    tengo que hacer una escoba,
    para que barra el cuartel
    la infantería española.

    Del pellejo del rey moro
    tengo que hacer un sofá,
    para que se siente en él
    el Capitán General.

    De las costillas de un moro
    me atrevo a formar un puente,
    para que pase la España
    y su ejército valiente.

  4. Iskandar 9 junio, 2012 at 8:07 pm - Reply

    Si bien la cifra de 15.000 francos es aceptable -y aun así grande para la época-, la de 60.000 musulmanes es de risa. En toda la Hispania musulmana había alrededor de 20.000 guerreros musulmanes, y muchos de ellos debían estar ocupados en los frentes más peligrosos (Asturias, Galicia, Cataluña), así que no es de creer que al Gafiki llevará consigo más de 3 ó 4.000 hombres.
    Ahí se ve la “amenaza para Europa” que suponían estos musulmanes, que ni siquiera controlaban España. (Covadonga había sido diez años antes que Poitiers.)
    Una pregunta: cuando, sesenta años después de Poitiers, Harun ar-Rasid invadió el Imperio Bizantino, ¿quién era su principal aliado europeo? El cristianísimo Carlomagno, casualmente nieto de Carlos Martel, que así podía intervenir en Italia y en las regiones danubianas sin que los bizantinos pudieran ocuparse de él. ¿Qué dirían de Carlomagno los historiadores si en ese momento hubiera caído el Imperio Bizantino?
    En suma, el papel de Francia en la lucha contra el islam es ridículo en comparación con el de España y el de Bizancio. Es comprensible por tanto que los franceses mitifiquen de tal manera la escaramuza de Poitiers, olvidando otros hechos más relevantes. el
    Hay que reconocer que Poitiers sí fue importante para Francia, pues Carlos Martel aprovechó para controlar mejor Aquitania, cuyos ejércitos habían sido destruidos por al Gafiki.

  5. DANNY CAMACHO 3 abril, 2015 at 3:05 pm - Reply

    esta muy bien explicado este articulo,, muchas gracias me sirvio para el plan de mejoramiento de sociales…

  6. Trololo 6 marzo, 2016 at 11:34 am - Reply

    Si que sabeis mucho, eh?

  7. lalo 6 mayo, 2016 at 2:02 am - Reply

    La fecha?????

    • Christian Crossing-Taylor 6 mayo, 2016 at 9:25 am - Reply

      732, aparece en el título y en el texto. No quieres leer. Vaya estudiantes tenemos hoy en día. Así nos va.

  8. Antonio Fernandez Del Olmo 19 enero, 2018 at 10:09 am - Reply

    Pelayo I fué el gran artifice de la Reconquista junto con otros reyes posteriores. Fué un periodo duro y de grandes sacrificios. Aconsejo leer el libro: “La gran aventura del Reino de Asturias”. Todos los que hicieron posible la victoria de la cristiandad, desde guerreros a campesinos que tenian que estar con una mano en el arado y la otra en la espada, merecen uno de los mas grandes homenajes. Aunque hoy parezca anacronico y se hable de tolerar culturas, en aquellos años los invasores musulmanes no estaban por la labor de tolerar a la cristiandad que habia en España. Nos invadieron y les derrotamos y expulsamos, esa es la historia

Leave A Comment